20 abr.

Solución: irse de vinos*

Solución: irse de vinos*

Una mano derecha roja en un fondo verde. O quizá al revés. Tenía la palma totalmente abierta, y me llamó la atención que tuviera el dedo índice bastante más grande que el corazón. Era como si se estuviera eclipsando al líder. A lo mejor ocurría como con sus majestades: una cara que sobresale y sonríe más, y otra que no se ve tanto pero maneja.

Luego vi cuatro hombres a la puerta del supermercado. Uno de ellos se llamaba Paco, y estaba haciendo la broma de que decía mucho taco. En su momento, me pareció una rima muy tonta, pero tampoco me parece tan mediocre ahora que lo pienso.

A la noche siguiente, vi mi sueño en sueños: mi habitación tenía un balcón orientado al suroeste. Era en el mismo edificio en el que vivo, pero con ciertas diferencias: estaba más desplazado hacia el oeste, en un segundo piso, el balcón estaba en obras y las vistas estaban despejadas.
Contesté una llamada al móvil de un hombre con el que había estado en contacto, y resulta que era un negro que llevaba un gorro con la bandera rasta, e iba acompañado de una mujer de la misma raza. Me dejó muy sorprendida que no fuera blanco, aunque no tuviese por qué afectarme. Por otra parte, no me sentí acosada porque se plantase en mi casa aun desde la calle, pero sí que me agobió un poco dado que apenas nos conocíamos, y, por cierto, tenía una sonrisa bastante insolente. ¿Cómo dio con mi dirección? Estaba esperando que me lo explicase.

Llegó la tarde-noche del domingo con bastante lluvia. En lugar de disfrutarla como es habitual en mí, me sentí bastante indiferente, incluso algo agobiada por la humedad. De todos modos, venían a buscarme en coche para ir a tomarnos unos vinos.

Al día siguiente lunes, seguía lloviendo. Quedé hacia la misma hora con un compañero de taberna, muy inteligente y muy literario, tanto, que a veces cuenta unas historias difíciles de creer; en cualquier caso, me sigue pareciendo un tipo fascinante. Ya me le encontré en Forever alone*. Había algo que me echaba para atrás y quedarme en casa, pero menos mal que caí en la tentación y cedí a otra ronda de vinos: era justo lo que necesitaba.


 

Comentarios

  • Laia Molina
    DreamsCloud
    Reflector Profesional

    Laia Molina

    Escrito en 11 may., 2018

    Hola bella! Por lo que parece aquí no hay huida ni atajo posible. Al leerte me ha dado mucha sensación de fluidez , de dejarse llevar por las circunstancias. De hecho no me ha parecido en ningún momento que "fueras tú" quien dirigía la acción del sueño, si no que eran los otros personajes los que venían y dirigían el curso del sueño. ¿ Te resulta familiar o cómoda esta actitud? Por otro lado, me ha llamado mucho la atención la introducción del sueño que también podemos leer como la presentación del tema que se va a desarrollar. Así pues, me voy a centrar en los dedos de las manos. En la sabiduría popular el índice señala, acusa, juzga; el corazón puede llegar a ser muy ofensivo según como se use. La biodescodificación hace una lectura muy interesante de estos dedos. Te paso un fragmento: "El dedo índice: MI AUTORIDAD Y MI INDEPENDENCIA El dedo índice representa simbólicamente cómo justifico mis acciones ante los demás, mi independencia y mi autoridad. Representa la manera en que yo me someto ante las órdenes de otros, mi forma de obedecer. Representa también mis juicios, la forma en que acuso a los demás. ( curiosamente le juicio en el sueño está bastante presente) Dedo Corazón: - MI SEXUALIDAD El dedo medio representa mi vida sexual, la manera en que yo vivo y expreso mi sexualidad. Simbólicamente, refleja claramente el tacto que tengo para solucionar asuntos con los demás. Refleja mi sexualidad más primitiva, mis deseos sexuales más ocultos." Fragmento de texto escrito por: AKASHA SANACIÓN INTEGRAL. Entonces, sabiendo ahora esto de los dedos, sobretodo tomando en cuenta la importancia o protagonismo que parece tener el dedo índice, ¿ Cómo podrías leer el resto del sueño?


    Guardar
    • Martamor

      Martamor

      Escrito en 12 may., 2018

      Pues contrasta bastante el principio del sueño, el dominio del índice, con el resto, que denota fluidez, como tú apuntas. Creo que el sueño es una invitación a dejar fluir las cosas, a relajarme y no dominar ni juzgar tanto, no menospreciemos al dedo corazón :P Muchas gracias :D


      Guardar