5 ene.

Madera Podrida

Madera Podrida

Estaba en una construcción y mi trabajo era sacar las maderas viejas y podridas de la casa. Todas las maderas se cayeron de mis manos al ser mordida por un perro.
Un señoral verme contemplar las maderas caídas me regaño diciendo que no se me debían caer porque dañarian él nuevo piso, dijo que era inútil, tomo las maderas y se fue.
Sentada, sin propósito, se me acerco una mujer y nuevamente me regaño preguntándome por que no hacia nada.
Sin saber como responderle, quebré en llanto al verla irse.
Mis amigos pasaron a supervisar mi trabajo y se burlaron de mi. Se fueron diciendo que me dejarían.


 

Comentarios