13 jul.

Lección de historias: bomba de humo*

Lección de historias: bomba de humo*

Retomé un trabajo que hice en 4º de Primaria. La tarea trataba de analizar una historia que se había escrito años antes de que llegase a este curso, así que se me ocurrió añadirle una reflexión teniendo en cuenta todo el tiempo que ha pasado hasta ahora, además de profundizar en lo que ya tenía. De esta manera, tendría tres momentos: cuando se escribió, cuando lo estudié y cuando lo retomé. Vale que sea muy partidaria de la enseñanza progre, pero me asombró la superficialidad de mi maestra: me miró como si estuviera perdiendo el tiempo por hacer algo más allá de lo preestablecido.

Después, me encontré en un campo en donde había varias cortinadas de avispas. Sin embargo, me armé de valor y las atravesé, a pesar del terrible pánico que les tengo.

Al día siguiente, volví con el tema de las historias. Esta vez, el objetivo consistía en elaborar una en grupo, concretamente, acerca de una chica con su padre, si no recuerdo mal. No pude involucrarme tanto como quise por alguna razón, pero he de reconocer que tiendo a ser bastante rígida a la hora de cooperar, especialmente cuando hay que desatar la creatividad. Sea como sea, me resigno a lo que haya y me trago las ideas de los demás.
Creo que acabamos el trabajo, aunque quedaron muchos cabos sueltos. Además, pusieron la canción de Reise Reise al principio, que no entendí a cuento de qué. Eso sí, me pareció brillante poner a Rammstein, pero no ese tema.

Parece que no se valora la inteligencia, ni qué decir de la sabiduría, tan solo el conocimiento. Sin embargo, me la resbala que esté mal visto aprender cosas útiles, yo me enfrento a mis miedos. También parece que me veo obligada a renunciar al monopolio de la originalidad con una historia que irremediablemente empieza diciendo “viaja, viaja”.


 

Comentarios