4 jun.

Disparo... ¡a ella!

Disparo... ¡a ella!

Estaba en la casa de mi abuela. Al parecer ahí vivía. En eso se escuchan ruidos, alguien quiere hurtar la casa, y oh sorpresa, en la habitación encuentro un arma.
Me digo a mí mismo que es momento de acabar con todo, que tengo la oportunidad, y que no usarla primero que ellos los haría pensar que soy un cobarde, lo cual consideré no soy.

En eso, llego sigilosamente a la habitación donde sucede todo, (en realidad es el baño de esa casa pero ahí era una habitación), la abro de golpe con una patada con el pie izquierdo: "Alcen las manos o les disparo", una sombra negra se mueve atrás de la cama, disparo al aire, así que salta de la nada, pero le disparo....

Era mi hermana, quizá la persona que más quiero en este mundo. Muy tarde. La veo, tiene un disparo cerca del estómago, me quito mi playera (curiosamente la misma con la que me dormí), le hago un amarre a su herida y salgo con ella.
Me digo a mi mismo que ha pasado todo por psicótico y borracho.
No sé porque pero había una ambulancia afuera, además ella tenía preparada una operación ese mismo día pero horas posteriores, así que vamos al mismo hospital (era público) aunque por teléfono ellos no quieren atenderla pensando que queremos adelantar su otra operación, (les habló alguien más).
Yo estoy preocupado llevándola.
Vamos en camino, voy que no me aguanto de preocupación, pidiendo que se salten los semáforos, diciéndole a los automóviles de enfrente si se mueven, agarrándole la mano a mi hermana, diciéndole que me aguante tantito.
Llegamos al hospital y la pasan de emergencia, entro a sala de operación, el médico super nervioso, yo a mi hermana le voy diciendo "Resiste, están a un minuto de intervenirte, te quiero muchísimo, todo saldrá bien, sólo sé fuerte", le doy un beso en la enfrente, ella está débil, sólo percibe todo sutilmente, veo su ropa, su cuerpo, está lleno de sangre. Imagínense.
Me levanté de golpe con el corazón a mil por hora, me dijeron que hablaba dormido. Es el sueño más angustiaste, más pinche horrible que he tenido en mi vida.


 

Comentarios

  • Laia Molina
    DreamsCloud
    Reflector Profesional

    Laia Molina

    Escrito en 5 jun., 2018

    Hola Alejandro! La verdad es que me ha llegado tu angustia leyendo el sueño. No se pasa bien en este tipo de sueños la verdad. Me ha encantado ver como de algún modo el ego del sueño va evolucionando estos últimos sueños: en el primero del ataque eras tú el apuntado/ señalado con el arma, en el de ayer parecías mantener una actitud más distante o de observador y en este eres tú quien apunta y amenaza con el arma. Me pregunto hasta que punto el poder " observar los estafadores" del otro sueño ha podido aportar determinación y enfrentar las cosas en este. Por otro lado, me ha llamado mucho la atención la siguiente frase: "Me digo a mi mismo que ha pasado todo por psicótico y borracho." ¿ Te acusas a ti mismo o acusas/señalas al otro? No me ha quedado claro y me gustaría comprender.


    Guardar
    • Alejandro

      Alejandro

      Escrito en 6 jun., 2018

      Hay algo que pasé por alto, te recordé vagamente cuándo vi el arma. Ahh, lo redacté mal, me acusé a mí mismo, pero la frase no tiene sentido, hace años que no bebo, simplemente es el sentimiento de culpabilidad. Espero ya no soñar nada de eso jeje. Cuídate mucho Laia


      Guardar