"Despliega las alas y vuela", decimos, cuando sugerimos actos audaces de libertad y expresiones únicas de creatividad individual.


La experiencia locamente inspiradora y liberadora que implica escapar a la fuerza de gravedad se ve reflejada de toda clase de maneras cuando soñamos que volamos. Como símbolo onírico, el acto de volar ante todo evoca esta sensación de actividad elevada e iluminadora.


Volar, como ser humano, es trascender una cualidad o ley física sistemática a la que nos ajustamos forzosamente en el mundo consciente y diurno. Cuando soñamos que volamos, siempre conviene tener en cuenta que el solo acto de volar en sí demuestra un nivel espontáneo de lucidez en el mundo de los sueños.


Debido a que volar es algo que no podemos hacer por impulso propio, es decir, como resultado de nuestras capacidades independientes cuando estamos despiertos, cuando soñamos que volamos, tendemos a centrar nuestra atención con un gran sentido de alerta.


La lucidez sugiere un nivel elevado de conciencia. En este sentido, es muy probable que el vuelo en los sueños tenga lugar, en parte, para que podamos recordar determinado sueño y los sucesos, acciones y circunstancias presentes en él, y nos demos cuenta de que la actividad en el sueño nos lleva hacia un nivel reconocido de conciencia agudizada. Esto es lo que yo llamo la manera en que el origen del sueño atrapa nuestra atención consciente a través de la experiencia directa del sueño.


El contexto general de la vida consciente, y el lugar donde nos encontremos en nuestro camino al momento del sueño, pueden ayudarnos a determinar el significado y el propósito de nuestros vuelos en sueños. Es importante observar si nos elevamos por nuestros propios medios o si utilizamos vehículos para alcanzar la "velocidad de escape". ¿Somos pasajeros de un avión o pilotos de un helicóptero o de alguna otra clase de aparato volador creativo?



Tales detalles nos ayudarán a aclarar el estado actual de nuestros esfuerzos conscientes con respecto al rumbo de nuestras vidas, tanto físico como espiritual y psicológico, además del significado potencial de los sueños.


En ocasiones, intentamos escapar de las condiciones desafiantes de la vida terrenal cuando desplegamos las alas y alzamos el vuelo hacia el más allá en los sueños. ¿Acaso resulta tentador vivir con la cabeza y el corazón en las nubes cuando, de hecho, nuestra condición terrenal nos invita a involucrarnos más como seres humanos de carne y hueso que viven un drama en relación con otros en tierra firme?


En el otro extremo del espectro, tal vez el hecho de que volemos en sueños nos sugiere que podríamos beneficiarnos si tomamos conciencia de nuestra capacidad para "aligerarnos". Asimismo, quizás el acto de volar en sueños nos muestra que tenemos el potencial de brindar respuestas creativas originales a las situaciones y escenarios con los que debemos lidiar en el mundo consciente y también en nuestro interior.


Cuando volamos sin asistencia mecánica, esto tiende a mostrar que tenemos la capacidad inherente de hacer uso de tales facultades innovadoras por nuestra cuenta. Soñar que navegamos el espacio aéreo en aviones y helicópteros puede representar mensajes importantes sobre la vida interior y exterior ya que estos conciernen a los planos espirituales de la existencia, lo que evoca la tendencia habitual de los sueños de utilizar juegos de palabras para hacer llegar sus significados y mensajes hacia nuestra mente consciente y a través de esta.


Debido a que el vuelo en sí mismo conlleva el elemento del aire, también es posible que apele a las realidades mentales que rodean nuestra existencia. ¿Cómo podría un sueño con volar hacer alusión al lugar donde el soñador se encuentra actualmente en relación con actitudes y patrones de pensamiento conscientes, ya que estos se relacionan con nuestras circunstancias generales?



Los sueños con volar tienen lugar en relación con la tierra. En este sentido, es verdad cuando dicen "todo lo que sube, baja". ¿En el sueño subimos o bajamos? ¿Y qué dice nuestra orientación direccional sobre nuestras vidas sentimentales, además del llamado a reconocer la verdad de hacia dónde nos dirigimos, ya sea de un modo psicoespiritual o de otro?


Desde una perspectiva simbólica, arquetípica y metafórica, si nos han crecido alas o si las utilizamos para volar en nuestros sueños, acaso estamos experimentando un nivel de resonancia con el mundo natural de las aves y animales que cohabitan la Tierra con nosotros. En este caso, los sueños nos ayudan a reconocer la naturaleza entrelazada de nuestra relación y de nuestra identidad compartida con nuestros vecinos emplumados.


En otro nivel importante, soñar que volamos puede enseñarnos que es posible viajar afuera o adentro de los sutiles entornos de la imaginación. Los sueños con volar son como prácticas: nos muestran que podemos habitar formas creativas en nuestra conciencia que nos permitan realizar viajes oníricos que resultarían imposibles mientras estamos despiertos.


Los chamanes y diversos discípulos espirituales han sabido durante miles de años que el vuelo en los sueños es una manera de saltar de una forma a otra, o de un plano a otro, que nos permite viajar y buscar información de modos que resultarían poco prácticos para nosotros como bípedos viviendo en un cosmos con ciertos límites físicos. Sin embargo, es posible trascender estas leyes físicas del mundo consciente mediante prácticas imaginativas vitales y reales de las que podemos tomar conciencia a través de nuestros sueños.


Debido a que todos los sueños apelan a una selección de significados y experiencias en constante evolución, todo al mismo tiempo, es muy probable y posible que nuestros sueños con volar nos visiten con el fin de mostrarnos mensajes que incluyan y hagan referencia al "mundo superior" y mucho más. Los detalles en relación con el lugar donde, al parecer, nos encontramos en nuestra vida consciente nos ayudarán a determinar los mensajes de los sueños.


Al igual que con todas las formas de experiencia del sueño, es sumamente útil buscar la ayuda de por lo menos otro soñador cuando se exploran los posibles significados de nuestros sueños con volar.  Los sueños siempre nos visitan para contarnos algo que no sabemos, y siempre resulta útil recurrir a las opiniones confiables de nuestros compañeros de viaje para comprender mejor el potencial de nuestras fantasías más genuinas.


¡Que disfruten su vuelo! Que se les concedan todas las bendiciones, Travis Wernet.

Escrito por Travis Wernet para DreamsCloud